Publicado el 6 abril, 2017

Consejos para enfrentar los días con una actitud más positiva

Quinn Dombrowski (CC) Flickr

Tener una actitud positiva ayudaría a afrontar de mejor manera los desafíos que nos presenta la vida, disfrutar más cada día e incluso mejorar nuestra salud física y mental. Sin embargo, el inicio de los meses fríos, que además son más oscuros, pareciera hacer más difícil que comencemos el día con optimismo.

Los beneficios de tener una actitud positiva han sido respaldados por la ciencia. Por ejemplo, Charles Raison, director del Programa de Inmunología del Comportamiento en la Escuela de Medicina de la Universidad Emory en Atlanta, asegura que la gente que tiene una actitud positiva no percibe el estrés de forma tan peligrosa o difícil como aquellas personas que tienden a ser más negativas.

Por su parte, David B. Beaton, miembro del Instituto Rochester de Tecnología, descubrió que existiría una conexión entre una actitud positiva y el sistema inmunológico, en la cual el optimismo ayudaría a combatir enfermedades de mejor manera.

En un estudio, realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale, se analizaron encuestas llevadas a cabo en 1975, que registraron la actitud de 660 personas frente a la vejez. Las respuestas fueron revisadas en contraste con la edad a la que éstas fallecieron: “Descubrimos que los individuos con una visión más positiva vivieron 7 años y medio más que aquellos con puntos de vista más negativos”, explicó la doctora Becca Levy, una de las autoras del estudio al sitio Best Health Magazine.

A continuación, te presentamos algunas ideas para mantener la actitud positiva en alto y no dejar que los días fríos y oscuros traigan pesimismo.

1- Llevar un estilo de vida saludable

Expertos concuerdan en que una dieta saludable y una vida más activa ayudarían a reducir los niveles de estrés. Una alimentación sana entrega vitaminas y minerales que contribuyen a no sentirse cansado, aletargado o con sueño, condiciones que podrían provocar malhumor.

De acuerdo a la Clínica Mayo, hacer ejercicio tres veces a la semana mejoraría el estado de ánimo, esto se debería al menos a dos cosas:

  • Al realizar una actividad física el cerebro libera químicos que reducirían la depresión.
  • El ejercicio eleva la temperatura corporal lo que tendría efectos relajantes.

2- Rodearse de amistades positivas

Nuestro estado de ánimo se vería afectado por la actitud de las personas que nos rodean, por lo mismo se recomienda frecuentar a quienes ven la vida de manera optimista.

3- Escuchar música

De acuerdo al sitio WebMd, diversos estudios han demostrado que la música ayudaría a reducir la presión arterial, el estrés y mejorar el estado de ánimo. Una de las razones es que se liberarían mayores niveles de dopamina –un químico cerebral- importante para las funciones motoras del organismo, que cuando sus niveles son bajos contribuiría a la depresión.

4- Escribir en un cuaderno

Martin Seligman, sicólogo autor del libro “Authentic Hapiness” recomienda tener una libreta en la cual se anote, todas las noches, tres cosas buenas que ocurrieron durante el día y la explicación de por qué sucedieron. Esto ayudaría a valorar y recordar lo positivo.

5- Aprender a meditar

Estudios han demostrado que la meditación podría ayudar a controlar el estrés y la ansiedad y mejorar el estado de ánimo.

6- Ser agradecido

Según la publicación Women’s Health Magazine, investigaciones han descubierto que las personas que aprecian las cosas buenas que les suceden y tienen, dormirían mejor y se sentirían más realizadas y valoradas.

Si deseas conocer otras recomendaciones te invitamos a hacer clic en este enlace.