Publicado el 16 abril, 2018

Consejos para aprender a controlar la ira

Pexels (cc0)

El enojo y la rabia son emociones que todos sentimos de vez en cuando, pues son parte de nuestra naturaleza humana. Muchas veces las sentimos en diferentes niveles de intensidad, y cuando éstas son desmesuradas podrían traernos algunos perjuicios.

Sentir demasiada rabia, o no saber manejar esta emoción, podría no sólo afectar tu bienestar general y tu relación con quienes te rodean, sino que también traería perjuicios a la salud bastante serios, entre ellos incrementar los riesgos de ataques al corazón y malestares estomacales, como ya te contamos en nuestra nota Cómo la rabia podría afectar tu salud.

Una de las claves que podría prevenir estos problemas de salud no es evadir esta emoción, pues sentirla es normal, sino que es aprender a vivir con ella.

¿Cómo se logra manejarla? El doctor Wayne Sotile indica al portal sobre salud WebMd que para poder controlar rápidamente la ira, uno puede decirse a sí mismo las siguientes cuatro cosas:

1- “No se logra nada con culpar a otras personas, incluso si son responsables del problema”.

2- “¿Esto me importará realmente en 5 años más, o en 5 horas, o en 5 minutos?”

3- “Si de aquí a mañana aún me siento enojado por esto, lidiaré con ello después, pero por ahora es mejor tratar de calmarse”.

4- “Se puede demostrar que me importó lo que ocurrió sin expresar rabia”.

Por su parte, la Asociación Americana de Psicología indica que hay algunas técnicas de relajación que pueden ayudar a alguien a calmarse tras pasar por una rabia fuerte.

Una de ellas consiste en respirar profundamente, pero no desde el pecho, sino que desde el diafragma (que es el músculo ancho situado entre las cavidades pectoral y abdominal). Mientras lo haces, prueba repetir lentamente una palabra que te ayude a calmarte, como “relájate” o algo por el estilo.

Otra técnica que recomienda la organización es visualizar en la mente una imagen o experiencia que resulte relajante para uno. Eso puede ayudar a calmarse con mayor rapidez.