Publicado el 22 octubre, 2018

Actuar con rapidez puede prevenir tragedias: consejos para saber qué hacer en caso de un incendio

Skeeze | Pixabay (cc0)

Un incendio puede ocurrir en cualquier lugar y a cualquier hora, por lo que siempre puede resultar convenientes estar preparados para enfrentar este tipo de emergencias.

Algo que caracteriza a los incendios es la rapidez: en pocos minutos puede desencadenarse un gran fuego que comience a consumir una vivienda, por lo que hay que actuar muy rápido.

En ese sentido, el portal gubernamental estadounidense Ready explica que durante estas emergencias, el gran calor que se emana puede resultar tan peligroso como las llamas, pues al elevarse tanto la temperatura ambiente, pueden comenzar a quemarse los pulmones (al inhalar el aire caliente) y la ropa puede empezar a deshacerse sobre la piel.

Al respecto, acota que el humo caliente y los gases tóxicos suelen acumularse primero en el techo, por lo que aconseja intentar gatear o arrastrarse -de ser posible- para salir del lugar afectado y prevenir riesgos mayores.

Luego, al llegar hasta una puerta o ventana, la Academia Americana de Pediatras recomienda palpar con cuidado el mecanismo de cierre para saber si está caliente.

Si no está tan caliente, puedes abrirla con lentitud, cosa que puedas cerrarla con más rapidez en caso de que en la siguiente habitación haya humo o fuego.

Algo que es conveniente tener presente es que durante un incendio, el humo está por todas partes, por lo que baja considerablemente la visibilidad.

Si quedas atrapado en una habitación, ambas entidades recomiendan tratar de tapar todas las entradas de ventilación y las grietas que quedan alrededor de las puertas, para impedir que se cuele humo y gases tóxicos desde otras partes de la vivienda.

Y en caso de que tu ropa sea alcanzada por el fuego, indican que de inmediato debes tirarte al suelo y revolcarte hasta que extingan las llamas, tratando de cubrir tu cara con las manos para prevenir más lesiones.

Si una persona a quien haya alcanzado el fuego no puede tirarse al piso y revolcarse, puedes ayudarla tomando una manta o toalla y usándola para sofocar las llamas.

Por otra parte, te aconsejamos intentar salir de la vivienda lo más rápido posible y no demorarte tratando de salvar objetos, pues los incendios pueden propagarse con demasiada rapidez y unos pocos segundos más podrían costarte la vida.

Te recordamos que el número de teléfono de Bomberos es 132.