Publicado el 22 noviembre, 2017

5 situaciones diarias que pueden contribuir a la deshidratación

Pexels (cc0)

Tomar agua a durante el día es importante para mantener nuestro organismo sano, pues este elemento sirve para reemplazar los fluidos que el cuerpo va perdiendo constantemente debido a transpiración, respiración y orina.

Algunos de los beneficios del agua para nuestro cuerpo son que ayuda a la digestión, a la circulación de la sangre, al transporte de nutrientes, a la generación de saliva, al funcionamiento del cerebro y muchos otros. Para conocer más al respecto, te invitamos a visitar nuestra nota ¿Por qué es importante beber agua?

Por eso es que es recomendable estar atentos a no sufrir una deshidratación, la cual puede traernos malestares y complicaciones múltiples, comenzando porque se empieza a sentir la boca seca, se pueden presentar mareos, dolores de cabeza, sentir palpitaciones y otros síntomas que puedes revisar en nuestra nota 13 signos de que necesitas consumir más agua.

En ese sentido, hay situaciones que algunas personas podrían enfrentar a diario y que tal vez contribuirían a que presenten una deshidratación, si no están consumiendo suficiente agua. A continuación te mencionamos 5:

1- Período menstrual

Durante el período menstrual las mujeres necesitan beber más agua de lo usual, debido a que el estrógeno y la progesterona, las hormonas sexuales, afectan los niveles de hidratación del cuerpo.

Además, quienes suelen tener sangrado abundante pierden muchos fluidos, por lo que esas personas necesitan aún más agua, explica el portal de salud Health.

2- Ejercicio

El nutricionista Jaime Mass indica a Health que cuando una persona hace ejercicio de forma regular, incluso si es de baja intensidad, está perdiendo agua, por lo que requiere beber más que alguien que no entrena.

3- Si comes pocos vegetales y frutas

Las frutas y verduras están compuestas en gran parte de agua, por lo que si comes pocos de estos alimentos, podrías necesitar beber más líquido.

Algunos de los vegetales que contienen más agua son la sandía (92%), el melón (92%), el limón dulce (91%), las fresas (91%), el tomate (93,6%), la lechuga (94%), la manzana (89%), la naranja (87%) y el plátano (76%), informa el diario argentino La nación.

4- Las dietas bajas en carbohidratos

Mass expresa que los carbohidratos se almacenan en el cuerpo junto al agua, de forma que cuando quemas carbohidratos, también estás eliminando agua. No consumir carbohidratos puede afectar los niveles de almacenamiento de líquido.

5- Estrés

El mismo experto agrega que estar muy cansado o estresado puede perjudicar la hidratación. La razón es que cuando uno está estresado, las glándulas suprarrelanes liberan más hormona cortisol. Si esta situación ocurre de forma sostenida en el tiempo, eventualmente las glándulas quedan exhaustas, provocando una insuficiencia renal.

¿Qué tiene esto que ver con la hidratación? Pues que dichas glándulas también producen la hormona aldosterona, y cuando ésta disminuye, ocasiona deshidratación y bajos niveles de electrolitos en el cuerpo.

Por lo mismo, Mass aconseja aumentar el consumo de agua si se está pasando por un momento así, aunque recalca que esa es sólo una solución a corto plazo.