Publicado el 29 diciembre, 2020

5 consejos para mantener seguros a los niños pequeños cuando juegan con agua en el hogar

StockSnap | Pixabay (cc0)

Las temperaturas están cada día más altas y con los niños encerrados en casa la mayor parte de la semana, puede que a muchos les den ganas de realizan alguna actividad que involucre agua en el hogar.

Hay distintas instancias en que el agua se puede ver involucrada en un juego entre los niños y puede ser muy divertido, siempre que los padres se preocupen de tomar las medidas necesarias para prevenir cualquier accidente. Aquí te recomendamos algunas.

1- No te confíes
El portal de salud infantil KidsHealth explica que los niños de hasta 4 años siempre están en riesgo cuando una actividad involucra agua, debido a que pueden ahogarse a muy baja profundidad: puede ocurrir en un lavabo, en la bañera, en una fuente o una piscina inflable, por ejemplo.

Por lo mismo, es importante que no te confíes y haya siempre un adulto vigilándole cuando se baña.

2- Puede accidentarse aunque sepa nadar
Que un niño sepa nadar disminuye el riesgo, pero no elimina del todo el riesgo: los accidentes igualmente pueden ocurrir. Por ejemplo, KidsHealth relata que un tipo de improviso común es que un niño podría resbalarse o caerse en el borde de la piscina, perder el conocimiento y caer dentro del agua, con el posible riesgo de ahogarse.

Nuevamente, estas situaciones se pueden evitar si hay un adulto pendiente en todo momento.

3- Nadar desde los 4 años
KidsHealth recomienda enseñar a los niños a nadar desde los 4 años. De preferencia, deberían tomar clases con un instructor calificado.

Acota que los niños menores de esa edad no aprenderán a nadar, pero pueden aprender medidas de seguridad en el agua si los llevas a clases especiales.

4- Siempre vacía el agua
Un bebé podría ahogarse hasta en un balde con agua, advierte HealthyChildren, portal de la Academia Americana de Pedriatres, así que es importante siempre vaciar el agua de cualquier contenedor que haya en la casa, especialmente piscinas.

5- Mantén el baño cerrado
Un niño pequeño también podría caer a un inodoro y ahogarse, aunque sea poca la cantidad de agua, así que es recomendable mantener el baño cerrado, con un cerrojo seguro e incluso hay tapas especiales para que sea más difícil abrir el WC, apunta HealthyChildren.