Publicado el 6 julio, 2018

5 alimentos que pueden ayudarnos a dormir mejor

Pexels (cc0)

Si estás teniendo dificultades para conciliar el sueño o buscas algún modo de mejorar tus hábitos al dormir, te contamos que hay algunos alimentos que pueden ayudar a causar somnolencia.

Antes de irte a la cama, puedes comer una porción pequeña de ellos -sin quedar muy satisfecho- y podrían contribuir a superar tu problema y darte un mejor descanso.

1- Leche
Muchas personas creen que tomar leche puede ayudar a conciliar el sueño… y estarían en lo correcto. Este bebestible contiene triptófano, un aminoácido que contribuye a la producción de una sustancia en el cerebro llamada serotonina, la cual ayuda a regular el sueño.

Así lo indica la revista estadounidense de salud Health, aunque aclara que este tema es un poco controversial, ya que aún falta mayor investigación científica al respecto.

2- Plátanos
La nutricionista estadounidense Keri Gans expresa, en entrevista con Health, que los plátanos contienen muchos nutrientes, entre ellos bastante magnesio y potasio, los cuales pueden ayudar a relajar los músculos de forma natural.

3- Cerezas
Otra fruta que recomienda Gans son las cerezas. De acuerdo con la especialista, estos berries tienen melatonina, una hormona que puede contribuir a regularizar el reloj interno de nuestro cuerpo y, por lo tanto, combatir el insomnio.

4- Agua de hierbas
Tomar algún líquido caliente antes de irse a la cama podría ayudar a algunos a relajarse, explica MedlinePlus de la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos. Sin embargo, aconseja evitar el café y té, porque estos bebestibles contienen cafeína, que provoca insomnio.

En ese sentido, lo que recomienda es preferir un agua de hierbas a elección, que no contenga cafeína, para beber antes de dormir.

5- Miel
Si no tienes muchas ganas de comer o tomar lo que ya te nombramos, otra cosa que podría ayudarte es un poquito de miel.

¿Por qué? La miel contiene azúcar, la cual puede aumentar las reservas del glucógeno hepático en el hígado, un tipo de azúcar que el cerebro utiliza para funcionar.

Mientras dormimos, el cerebro continúa trabajando, por lo que darle un “pequeño empujón” de energía puede ayudar a que funcione mejor y a que tengamos un sueño más profundo, expresa Dave Asprey, escritor estadounidense con varios libros sobre nutrición, al periódico digital The Huffington Post.

Y si pese a que has adoptado varios cuidados para intentar dormir mejor, continúas teniendo insomnio, te invitamos a consultar a un especialista para que te ayude de manera profesional.