Publicado el 7 septiembre, 2018

4 formas de mejorar la concentración que han sido comprobadas científicamente

Delo | Pixabay (cc0)

Hay ocasiones en las que nos puede costar concentrarnos, y comenzamos a distraernos con cualquier cosa, sin lograr terminar la tarea que necesitamos completar.

Para estas y otras ocasiones, aquí te tenemos algunos consejos que pueden ayudarte a mejorar tu concentración y cuya efectividad ha sido comprobada científicamente.

1- USAR LÁPIZ Y PAPEL
En una época en que la tecnología está casi siempre presente en nuestra vida diaria, muchos podrían comenzar a dejar de lado el papel y lápiz. No obstante, escribir de forma tradicional puede ayudarnos a concentrarnos más, permitiendo recordar mejor las cosas.

Así lo concluyó un estudio realizado por académicos estadounidenses e informado por el portal Medical Daily, que observó que los estudiantes que tomaban apuntes con papel y lápiz solían tener mayor comprensión de la materia, en comparación a los que escribían en computador durante la clase.

2- COMER CIERTOS ALIMENTOS PUEDE AYUDAR
Hay determinados alimentos que, gracias a los nutrientes que contienen, pueden estimular nuestro cerebro y ayudar a mejorar nuestra concentración.

Algunos de ellos son el chocolate amargo (en cantidad moderada), arándanos, salmón, té verde, plátanos, espinacas y huevo, indica la revista estadounidense Health.

3- INTENTA DORMIR LO SUFICIENTE
Dormir bien durante la noche, considerando tanto cantidad de horas como calidad del sueño, puede influir bastante en nuestra capacidad de concentrarnos, explica el portal especializado Psicología y mente.

Esto porque cuando no descansamos bien, todo el cuerpo en general, incluyendo el cerebro, no rinden al 100%.

4- PUEDES PRACTICAR AJEDREZ
La memoria funciona casi como el resto de los músculos del cuerpo, en el sentido de que necesita ejercitarse con frecuencia para mantenerse funcionando de manera óptima.

En ese sentido, uno deporte que puede ayudare a tenerla “en forma” es el ajedrez. Esta disciplina puede contribuir a mejorar la concentración, incluso en personas que tienen trastorno por déficit atencional, concluyó un estudio publicado en 2015.